Fusión Fría

Fusión fría es la manifestación de fusión nuclear a temperaturas cercanas a las del ambiente. Mientras que la fisión nuclear necesita miles de grados centígrados, en la fusión fría se trabaja con cientos de grados centígrados. Los principales elementos con los que se ha experimentado positivamente son: paladio, níquel, hidrógeno y deuterio.
Fueron los científicos Stanley Pons y Martin Fleischman de la Universidad de Utah, que en 1989 presentaron ante la comunidad científica un experimento que demostraba la existencia de la fusión fría.

Este experimento consistía en una batería unida a unos electrodos formados por paladio, sumergidos en deuterio. Gracias a un impulso eléctrico de la batería, se generaba una reacción cuyo resultado era que la energía que se desprendía era mayor a la del impulso necesitado para el inicio, lo que indicaba que existía un proceso de fusión nuclear.

Autoridades del gobierno de Estados Unidos solicitaron la verificación del experimento de Pons y Fleischmann, pero ninguno de los laboratorios que recrearon el experimento tuvo éxito en el mismo. Los científicos intentaron refutar la negativa del mundo científico, pero no lo consiguieron, ya que no tenían los argumentos teóricos necesarios, es decir, no pudieron explicar como, por que o cuando sucedía el fenómeno.

La credibilidad de la fusión fría se vio gravemente afectada ya que la consideraron como una “ciencia patológica” y “teóricamente imposible”. Muy pocos científicos continuaron con los estudios de este fenómeno, especialmente en países como Italia, Japón y Estados Unidos.
Hasta el día de hoy no se ha podido determinar una base teórica para la fusión fría. En la actualidad la fusión fría tomo un nuevo nombre: Low Energy Nuclear ReactionLENR o Chemical Assisted Nuclear Reaction – CANR, que según los científicos, describe con más certeza la reacción.

En el 2010, dos científicos italianos de la Universidad de Bologna, Andrea Rossi y Sergio Focardi, presentaron un nuevo experimento, en el que se había conseguido la fusión fría o LENR. Para este experimento emplearon níquel en lugar de paladio e hidrógeno en lugar de deuterio y además un catalizador que estabiliza la reacción que aun no se ha dado a conocer.

El dispositivo que nació en base a la fusión del níquel y el hidrógeno se llama E-Cat o Catalizador de energía, el mismo que gracias a un pequeño impulso eléctrico puede generar más de 6 veces la energía recibida y cuando la reacción llega a un punto estable, el E-Cat puede funcionar de manera auto sustentable.
En el núcleo del E-Cat gracias a la fusión del níquel y el hidrógeno, el níquel se transforma en cobre y el residuo de esta fusión es el helio. Se puede hablar de fusión nuclear por las radiaciones gamma que se han medido. Estas radiaciones son mínimas y manejadas dentro del mismo núcleo del reactor.
Gracias a la fusión fría o LENR, se puede considerar una nueva forma de energía altamente eficiente, por su bajo costo, abundantes materiales y cero contaminación.

Recent search:

  • fusion hidrogeno níquel